Novedades: Fujifilm X-T4 ya disponible en alquiler

Una de las principales novedades del 2020 en cuanto a cámaras híbridas ya está disponible para alquilar en Fragmáticos.

Tras el éxito de la X-T3, una cámara que redefinió hace dos años el concepto de prestaciones en el formato APS-C sin espejo, Fujifilm vuelve a la carga con la nueva X-T4, ya disponible para alquilar en Fragmáticos. Se trata de una evolución muy interesante que, conservando muchas características del modelo anterior, introduce mejoras importantes que pasamos a detallar a continuación.

UNA PROGRESIÓN INCREMENTAL

La novedad que seguramente más notoriedad ha tenido, por haber sido ampliamente anticipada por los usuarios, es el sensor con estabilización de imagen. Se trata de un diseño completamente nuevo, con un rendimiento superior al de otros modelos anteriores de la marca que ya incluían esta caracterísitica, como la X-H1. El efecto de la estabilización, tanto para foto como para video, ayuda a conseguir una imagen más nítida, sin trepidaciones, pudiendo utilizarse velocidades de disparo inferiores ampliando así el rango de uso de la cámara.

Otra mejora muy importante afecta al enfoque automático y su capacidad de seguimiento del sujeto, o «tracking». Las constantes mejoras en el software que controla esta función permiten un seguimiento más rápido y menos propenso a «perder» al sujeto en caso de movimientos bruscos o aparición de obstáculos. Como ya es habitual en modelos sin espejo de gama media-alta de distintas marcas, el reconocimiento facial y de ojo forman parte integral del sistema de enfoque y su capacidad de seguimiento.

Exteriormente, el cambio sin duda más llamativo es la pantalla trasera extraíble y orientable, a diferencia del modelo anterior que tan sólo permitía la inclinación en el eje vertical. Esta característica aumenta las posibilidades creativas, al facilitar ángulos de encuadre difíciles de obtener con otras cámaras. La pantalla es táctil, lo cual facilita la navegación por un sistema de menús que no incorpora cambios relevantes y que, para ser sinceros, no es de nuestros favoritos. Asimismo, la empuñadura también ha ganado algo de profundidad, aunque las personas con manos más grandes seguirán echando de menos algo de superficie de agarre.

Conservando el mismo sensor que en la X-T3, la X-T4 ofrece nuevos formatos de imagen RAW comprimido y TIFF. También hay nuevos filtros de color, tonalidad y simulación de película, por lo que la cámara amplía uno de los aspectos más apreciados del modelo anterior. En cuanto a los formatos de video, se mantienen los ya existentes y se añade la posibilidad de grabar full HD a 240 imágenes por segundo.

Muy importante también es la introducción de una nueva batería de mayor capacidad (modelo NP-W235), que permite doblar el tiempo de uso y número de disparos entre recargas. Por último, el nuevo obturador permite un aumento de fotogramas por segundo en el disparo en ráfaga, es más silencioso y ahora está diseñado para alcanzar al menos las 300.000 obturaciones.

PRIMERAS IMPRESIONES

Fujifilm es consciente del atractivo de sus diseños estilo retro, con diales dedicados para las funciones principales y cuerpos fabricados con más metal y menos plástico, por la que la nueva X-T4 mantiene la imagen de familia y presenta pocas novedades estéticas. Aquellas personas familiarizadas con la Fujifilm X-T3 u otros modelos anteriores de la marca no tendrán ninguna dificultad al utilizar la X-T4.

El impacto real de los sistemas de estabilización de sensor es un tema que genera diversidad de opiniones. Según Fujifilm, puede llegar a suponer una mejora de hasta seis pasos de obturación para conseguir imágenes de la misma nitidez, algo que habrá que ir comprobando con experiencias reales durante los próximos meses.

Algunas curiosidades y detalles que pueden interesar a los usuarios habituales de la marca:

  • La correa que incluye la cámara es totalmente diferente a la del modelo anterior. Es mucho más ancha, mucho más mullida y en general mucho más cómoda.
  • La cámara sólo incluye un cargador con cable USB para cargar la batería dentro de la cámara. No obstante, los clientes de Fragmáticos no tendrán que preocuparse por las limitaciones derivadas de ello, ya que todos los alquileres de la cámara incluyen dos baterías originales y un cargador de corriente externo para maximizar el tiempo de uso de la cámara.
  • El botón personalizable Fn.1 ha cambiado de posición; ahora se encuentra justo al lado del botón de disparo, lo cual lo hace ideal para situaciones que requieren un cambio muy rápido, por ejemplo la activación del reconocimiento facial.
  • Hay un nuevo selector externo para modo foto o video. Dependiendo de la posición seleccionada, el sistema de menús cambia para mostrar únicamente las opciones relevantes al modo elegido.
  • La salida de auriculares con mini-jack dedicado ha desaparecido, por lo que se hace necesario usar un adaptador a USB-C.
  • La X-T4 es compatible con el mini-flash externo Fujifilm EF-X8. Se trata de un flash poco potente pero muy práctico, que puede servir de gran ayuda en retratos de corta distancia. Se puede incluir como accesorio opcional una vez añadida la cámara a la cesta de reserva.
  • Aunque es difícil de apreciar a simple vista, la cámara es ligeramente más ancha y más alta que la X-T3. El peso ha aumentado unos 40 gr., pero sigue siendo una cámara relativamente ligera y fácil de llevar.

Tanto si eres usuario habitual de Fujifilm, como si estás pensado descubrir este fantástico sistema de cámaras y lentes intercambiables, esperamos que la X-T4 cumpla todas tus espectativas.

Gracias por confiar en Fragmáticos para el alquiler de cámaras y objetivos fotográficos.

·

Autor: Fragmático#1

Alquiler online de cámaras y objetivos fotográficos. Fragmáticos.